¿Por qué mi bambú de la suerte se vuelve amarillo? (Y cómo solucionarlo)

 

El bambú de la suerte es una hermosa especie de plantas con flores que generalmente se clasifica como una hierba perenne, capaz de alcanzar alturas de hasta 100 cm.

La planta es muy única y tiene hojas que están parcialmente retorcidas, generalmente de color gris o verde. El tallo carnoso lo separa de una planta de bambú, pero muchas personas todavía se refieren a él como el bambú de la suerte porque se parece a uno.

Agregar algunas plantas de bambú afortunadas a su casa es una excelente idea, y mejorará dramáticamente el atractivo estético de su casa. Sin embargo, debes saber que al igual que otras plantas, esta también requiere una cantidad considerable de cuidado y atención.

Una de las cosas que puede notar que le sucede a su bambú de la suerte es que podría comenzar a cambiar de color, pasando de un tono verde claro a un tono amarillo. Si conoces tus plantas, ya sabes que esto es una mala señal.

Se recomienda que preste atención a la planta con cuidado y tome una serie de medidas correctivas si desea solucionar este problema.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas notan este problema cuando es demasiado tarde, y la planta finalmente sucumbe a sus problemas y muere por completo.

Para evitar que esto suceda y para asegurarnos de que pueda brindar un cuidado de calidad a sus plantas, hablaremos sobre todas las razones principales por las que su bambú de la suerte podría comenzar a volverse amarillo y qué puede hacer al respecto.

Tallos o tallos amarillos

Hay dos cosas clave que debe saber en primer lugar; el amarilleo puede ocurrir en los tallos o los tallos, y la planta puede necesitar atención urgente cuando eso sucede. Si no tienes especial cuidado, la planta podría morir.

La clave para salvar cualquier planta cuando comienza a ponerse amarilla es tomar medidas rápidamente y luego buscar una causa probable.

Principalmente, puede haber cuatro razones por las que los tallos o los tallos del bambú de la suerte pueden comenzar a volverse amarillos. Estos incluyen el agua, las condiciones de iluminación, el fertilizante y la temperatura.

Más importante aún, debe saber que un tallo amarillo indica una situación mucho más grave que una hoja amarilla.

Es por eso que querrá pasar más tiempo tratando de encontrar la causa y luego solucionar el problema. Esto se debe a que los otros tallos también están en riesgo, y si no tiene cuidado, toda la planta podría caerse.

Debe comenzar verificando cualquier cambio en el entorno de crecimiento normal de la planta. Primero querrá echar un vistazo de cerca a la planta y determinar si algo ha cambiado con su rutina o la planta en general.

La causa más fácil que podría identificar sería que el tallo no estaba sumergido adecuadamente en el agua debido a que el nivel de agua era considerablemente bajo, o si el tallo había sido desplazado por alguien que manejaba la planta.

Lo que debe hacer para los tallos amarillos

Hay una serie de pasos diferentes que debe seguir si los tallos se han vuelto amarillos. Se recomienda que tome las medidas adecuadas y trabaje paso a paso para solucionar el problema. En primer lugar, elimine todos los tallos amarillentos de la planta y póngalos en cuarentena.

Efectivamente, debe colocarlos en un jarrón separado y alejarlos del área donde se han mantenido sus otras plantas sanas. Es increíblemente importante que mantengas los tallos amarillentos de los sanos.

Si el tallo también era parte de una disposición más grande de otros bambúes, debe lavar todas sus plantas sanas con cuidado.

Junto con eso, también debe lavar el jarrón y el relleno con un jabón suave para lavar platos. Todo esto es necesario para evitar que el problema se propague. Al revisar los tallos, debe asegurarse de que no haya mucho limo en los tallos.

Además, tampoco debe haber partes blandas en los tallos.

Tienes que lavar los tallos correctamente hasta que todo el limo haya sido eliminado de la planta. Cualquier tallo que tenga puntos blandos también debe eliminarse.

Con el paso del tiempo, estos también se van a volver amarillos, por lo que la acción preventiva es la mejor y puede salvarlo de muchos problemas en el futuro.

Si ha realizado algún cambio en el entorno de crecimiento normal de la planta, debe revertirlos de inmediato. Debe centrarse en mover la planta hacia un entorno de crecimiento ideal (hablaremos de eso en los siguientes párrafos), y luego observar las plantas con el mayor cuidado posible.

Tendrá que regar el planta cuidadosamente durante al menos las próximas tres o cuatro semanas hasta que el peligro haya pasado por completo.

Una de las pistas que puedes usar para determinar exactamente por qué comenzó el amarilleo es echar un vistazo al punto de origen. ¿Dónde comenzó en primer lugar? Hablemos de algunos escenarios.

Si el amarilleo comenzó en la parte superior

Probablemente indica mucha exposición al sol.

O bien, podría ser la presencia de ácaros u otros insectos que podrían estar comiendo la planta de adentro hacia afuera.

Si hubiera atado un cable al tallo, es posible que se haya apretado más de lo necesario, lo que podría haber dañado o roto el tallo por completo.

Si el amarilleo comenzó en la parte inferior

Probablemente sea un signo de demasiado riego, o el agua podría estar demasiado fría.

Es posible que no haya proporcionado suficiente agua dulce a la planta, o que la cantidad de productos químicos en el agua sea mayor de lo que la planta puede tolerar.

La podredumbre de la raíz, el limo, los insectos, la presencia de larvas, hongos o microbios también son problemas graves. El amarilleo puede haber comenzado desde el fondo debido a que la planta no se exposición suficiente al sol o recibe demasiado fertilizante.

Una de las cosas más importantes que debes entender es que la parte amarilla está muerta. Nada de lo que hagas lo traerá de vuelta. Sin embargo, eso no significa que toda la planta esté muerta. Hay pasos que puede tomar para recuperar la planta.

Al lavar el tallo en jabón suave para lavar platos, es posible que desee dejarlo allí para que se empape durante un aumento de 10 minutos. También necesita sentir el tallo para determinar las partes que aún son suaves. Es probable que las áreas que son blandas se vuelvan verdes en las próximas semanas.

Cuando identifique el punto donde el tallo todavía está firme, use un cuchillo afilado y córtelo en ese punto.

Debe echar un vistazo a la sección transversal y ver si el centro sigue siendo suave. Si es así, debe hacer otro corte y encontrar el punto donde el centro es firme y no hay decoloración que pueda ver.

La parte del tallo que te queda se puede colocar en el agua y con el paso del tiempo, va a enraizar y comenzará a brotar, siempre y cuando la mantengas caliente y al sol. Una vez más, solo asegúrese de mantener la planta separada de las demás mientras se recupera por completo.

Ahora que sabemos cómo tratar los tallos de bambú amarillentos, es hora de centrarse en las hojas amarillas. Antes de hacerlo, hablemos de las condiciones ideales de crecimiento para la planta de bambú de la suerte.

La iluminación ideal

El bambú de la suerte necesita luz brillante, aunque indirecta, para crecer correctamente. Puede colocar la planta en una encimera o en el baño, o incluso en la cocina. En cualquier lugar servirá, siempre y cuando la planta no esté directamente en la línea del sol, ya que se filtra a través de la ventana.

Si la planta no recibe suficiente luz solar con el paso del tiempo, las hojas comenzarán a volverse amarillas. Eventualmente, esto se moverá hacia el tallo, y eso podría indicar un gran problema como se mencionó anteriormente.

Las hojas amarillas probablemente caerán, pero siempre que proporcione la cantidad correcta de luz solar nuevamente, otras nuevas tomarán su lugar.

Agua

Aparte de eso, la planta de bambú de la suerte también necesita agua. La planta es en realidad bastante particular sobre las condiciones del agua en la que se mantiene.

En la mayoría de los casos, el agua del grifo que utiliza puede contener una cantidad excesiva de productos químicos que se utilizan para tratar el agua, hasta el punto en que podrían dañar la planta.

Esa es una de las principales razones por las que el agua del grifo no se recomienda para tratar la planta. En su lugar, siempre debe considerar el uso de agua destilada o filtrada para todas sus plantas de bambú de la suerte. Además, también debe asegurarse de que la planta no se quede en agua estancada durante demasiado tiempo.

Si eso sucede, las bacterias y las algas se apoderarán de la planta. Se formarán alrededor de las raíces de la planta y, finalmente, darán lugar a la pudrición de la raíz.

Para prevenir tales problemas, es mejor si evita dejar que la planta esté estancada en agua estancada durante largos períodos de tiempo. Esto también puede interferir con los nutrientes o la absorción de agua que la planta necesita.

Abono

Uno de los signos de sobrefertilización son las hojas o tallos amarillentos. Si solo recientemente fertilizó la planta, debe considerar esperar unos días. Deje que la planta se recupere por sí sola. En algunos casos, eso podría tomar algunas semanas. En otros, incluso podría tomar unos meses.

Como regla general, es muy recomendable que solo fertilize la planta solo una o dos veces al año, y solo haga uso de un fertilizante líquido para plantas de interior. Además, debe diluir el fertilizante a alrededor de una décima parte de su acto. Fuerza dual antes de la aplicación.

Los bambúes de la suerte son plantas sensibles, por lo que debe ser muy particular sobre cómo abordar el proceso de fertilización.

Hay muchos jardineros que pueden cultivar el bambú de la suerte durante años sin necesidad de fertilizarlo en absoluto.

Lesiones

Siempre debe estar atento a las lesiones en su planta de bambú de la suerte. Las lesiones en la planta pueden hacer que las hojas o los tallos se vuelvan amarillos.

Las hojas arrancadas, la poda vigorosa, el daño de las mascotas o la caída se consideran lesiones y pueden causar daños a su planta. La exposición al frío o calor extremo también puede ser perjudicial para la salud de su planta.

Si su planta comienza a ponerse amarilla, es una señal de que está en sus últimas patas y probablemente morirá muy pronto. Por lo tanto, para evitar que eso suceda, debe tomar medidas lo más rápido posible.

El amarilleo extremo o una apariencia marchita generalmente indican que la planta está demasiado lejos y ya no se puede salvar.

Pero, si no, hay algunos pasos que puede tomar. El bambú de la suerte prefiere un suelo franco, rico y ácido, por lo que es posible que también desee considerar agregar compost orgánico en la mezcla de vez en cuando.

Va a beneficiar enormemente a la planta porque el compost orgánico proporciona una gran cantidad de nutrientes diferentes a un ritmo relativamente lento, manteniendo así la planta sana y mejorando su apariencia.

Si las condiciones de crecimiento de su planta son demasiado estresantes, podría comenzar a morir. Esté atento a las corrientes de aire en la habitación y asegúrese de que las temperaturas permanezcan lo más consistentes posible. Debe tomar medidas lo más rápido posible si desea que la planta sobreviva.

Cultivar el bambú de la suerte es bastante fácil, y no requiere mucho esfuerzo de su parte.

Pero, si quieres que la planta sobreviva al amarilleo, tendrás que estar de pie. Estas plantas generalmente sucumben al amarilleo y mueren porque las personas no pueden actuar a tiempo.

Si identifica el problema rápidamente, ¡podrá salvar su planta!

Artículos Interesantes