6 maneras claras de saber si su Arborvitae se está muriendo

El arborvitae es un árbol de coníferas y es bastante popular en muchos países. Es un árbol de hoja perenne que puede crecer hasta 200 pies. Tiene una textura fibrosa, con una corteza que suele ser de un tono rojo o marrón.

Los brotes del árbol son relativamente planos, y es una gran adición a cualquier jardín. Si ha estado pensando en agregar algunos árboles a su jardín, el arborvitae es una excelente adición.

Pero, como todos los demás árboles, el arborvitae también requerirá una cantidad considerable de cuidado y atención de su parte. Deberá asegurarse de cuidar adecuadamente el árbol y asegurarse de observar cualquier signo que pueda indicar que el árbol está sufriendo.

Debe comprender que los árboles son increíblemente valiosos para el medio ambiente, pero también requieren cuidado.

La mayoría de los árboles son bastante resistentes y lo harán bastante bien siempre que se satisfagan sus necesidades básicas, pero si puede notar los signos de un árbol moribundo, puede hacer algo al respecto.

Hay algunos signos bastante obvios que indican problemas con el arborvitae. En algunos casos, estos problemas pueden resultar graves, y el árbol podría eventualmente sucumbir a su muerte.

Aquí hay algunas maneras de saber si su arborvitae se está muriendo.

1 – La corteza se vuelve quebradiza y marrón y comienza a agrietarse

El árbol puede comenzar a morir de abajo hacia arriba, y la señal más obvia es un cambio en la textura de la corteza.

A medida que el árbol comienza a morir, la corteza se aflojará bastante y comenzará a caerse del árbol. Notarás grietas verticales que aparecen en la corteza, o ciertas secciones pueden faltar por completo.

Esta es posiblemente la señal más clara de que su arborvitae está en peligro y requiere que tome medidas. Se deben tomar medidas para identificar el problema y luego resolverlo.

Debe buscar divisiones internas profundas que puedan aparecer en la corteza y que puedan extenderse hasta las cavidades. Más importante aún, debe saber que la aparición de grietas también hará que la planta sea más débil y, en última instancia, puede caer durante un evento climático severo o una tormenta.

2 – Falta de hojas sanas

Otra señal clara de que su árbol se está muriendo es cuando comienza a perder todas sus hojas sanas.

Al ser un árbol de coníferas, debes saber que el arborvitae tiene exuberantes hojas verdes que crecen a su alrededor. Si notas ramas vacías y ramitas agrietadas con parches claros que aparecen en el medio, entonces esto es una señal de que tu árbol se está muriendo.

También notará que las hojas muertas aún se aferran a la planta, a pesar del hecho de que el invierno podría haber terminado. Otra indicación clara de que la planta se está muriendo es cuando comienzas a ver agujas amarillas, marrones o rojas que aparecen en las ramas.

Esta es una clara señal de que la planta está estresada o a punto de morir.

3 – Cantidades excesivas de madera muerta

Un par de ramas muertas o trozos y trozos de madera muerta no es un problema. Pero, si nota cantidades excesivas de madera muerta que aparecen en el árbol, es posible que desee considerar echar un vistazo más de cerca.

Si la cantidad de madera muerta aumenta en el árbol, es posible que desee considerar contratar a un arborista y averiguar exactamente qué le pasa a la planta.

La parte preocupante de esto es que un árbol muerto puede caer en cualquier momento, por lo que es posible que desee que lo retiren de su propiedad.

4 – Hongos y plagas

Otra señal de que su árbol está muriendo es cuando se infesta fuertemente por plagas y hongos. Los tipos comunes de plagas, como los escarabajos de la corteza y las hormigas carpinteras, prefieren vivir en los árboles.

Sin embargo, los árboles sanos pueden protegerlos, pero si su planta está muy infestada de hormigas carpinteras u otros tipos de plagas u hongos, es una clara señal de que su planta ha sido infestada.

Otra infección común es la enfermedad de Cankers. Si la planta se infesta con la enfermedad de Cankers, es una clara señal de que su planta se está pudriendo.

La descomposición solo se extenderá aún más con el paso del tiempo, por lo que debe asegurarse de tomar medidas lo más rápido posible.

5 – Daño en el pie y raíces

Debe comprender que las raíces de los árboles de coníferas tienden a correr bajo tierra.

Si se realizó algún trabajo de construcción reciente en su propiedad, es posible que desee considerar echar un vistazo de cerca al árbol. Hay una probabilidad bastante alta de que la curación del árbol podría verse afectado como resultado.

Incluso los cambios sutiles generalmente indican signos de estrés en el suelo y pueden afectar la calidad de las raíces. El daño en el pie es fácil de detectar, porque las raíces comenzarán a aparecer por encima del suelo, lo que indica que la planta se está inclinando hacia un lado o tal vez las raíces no se están incrustando correctamente en la planta.

6 – Prueba de la corteza

Revisar la capa de cambium de la planta es una excelente manera de averiguar si está en una condición saludable o no. La capa de cambium está justo debajo de la capa seca en la parte superior de la corteza.

Todo lo que necesita hacer es tomar una navaja de bolsillo y luego quitar la capa externa de la corteza. Si la capa de cambium es verde, el árbol todavía tiene vida en su interior. Por otro lado, si la corteza está seca por dentro, es una clara señal de que el árbol se está muriendo.

Si descubre que la planta se está muriendo, es posible que desee tomar medidas de inmediato. Todavía hay esperanza de árboles moribundos, siempre y cuando contrate a un arborista y tome las medidas correctas. El arborista va a inspeccionar el árbol y luego determinar si el árbol está en condiciones extremas.

Estas son solo algunas señales que le dirán si el árbol está muriendo o no.

Artículos Interesantes